Ser anónimo, el derecho del futuro.

- 3 mins

Agradecimiento a Guido Vilariño por la revisión del artículo.

Hace unos días me topé con un artículo acerca del Experimental evidence of massive-scale emotional contagion through social networks (Evidencia experimental del contagio emocional a gran escala a través de las redes sociales) llevado a cabo por científicos de Facebook. Este programa manipuló el contenido visualizado por 600,000 usuarios de esta red social, a fin de determinar como se influye en el estado de ánimo, utilizando las publicaciones posteriores para el análisis. Si deseas leer el paper completo, tal como se publicó en la Academia Nacional de Ciencias de USA, puedes verlo aquí.

Se hace evidente, que alguien al que le preocupe en cierto grado la privacidad, este artículo es como leer IT de Stephen King a los 10 años.

Este experimento -aplicable a cualquier red social-, podría ser el futuro de la propaganda política. Tan efectivo como la televisión, mucho más métrico y rápido. Este constante “feedback”, permite modificar las reglas en plena aplicación e incluso desviar el objetivo final, si hay otros intereses en juego. La manipulación de los medios con un fin negativo, está a la altura de ser tan repudiada como la censura.

Piensa que tu vida, indefectiblemente se verá afectada. Por más que no uses redes sociales, la gente que te rodea habrá sido influenciada. ¿No sigues la corriente? Pues, estás fuera. Imagínate esta herramienta en manos de gobiernos populistas o dictatoriales. Me tiembla la espinilla. Incluso, podría crear ídolos o talentos falsos, políticos con doble cara (ejem…) o incluso recobrar modas del pasado (xenofobia, intolerancia a la homosexualidad, etc).

Ya no será necesaria una costumbre para hacerla ley. Ya podrían influir, para crear una costumbre y luego hacerla ley.

Hasta ahora no hay nada nuevo. ¡Claro que ya lo sabías, campeón! Eso es bueno, porque la principal herramienta de combatirlo es justamente eso: sabiéndolo. Es un buen paso, aunque no el último. Quizás, el siguiente sea no ser fatalista.

De ahí que radique la importancia de educar a las próximas generaciones, con respecto a como y cuando permanecer anónimos. La práctica de este derecho podría llegar a ser la máxima representación de la libre expresión. Esta libertad por si sola, no garantiza la protección contra las represalias. Sin embargo, el anonimato, es una forma colaborativa de recepción y emisión de información.

Para mantener la libertad de expresión en un estado saludable, hay que entrenar en las próximas generaciones el sentido común y la objetividad.

El aprender a ser anónimos ya no por miedo, sino por derecho, nos permite compartir y recibir información sin prejuicios acerca de quienes fuimos hasta ese momento.

Aprende a ser anónimo, por que es el derecho del futuro.

¿Que cosas tengo que tener en cuenta?

¿Donde puedo empezar?

Fundación Via Libre es conocida en Argentina por promover el conocimiento libre, te recomiendo pegarte una vuelta al sitio.

También puedes empezar leyendo:

Emanuel Calvo

Emanuel Calvo

Open Source Data Specialist

comments powered by Disqus
rss facebook twitter github youtube mail spotify instagram linkedin google google-plus pinterest medium vimeo stackoverflow reddit quora